El Tai Chi previene la pérdida de masa muscular

Practicar Tai Chi previene la pérdida de masa muscular y la osteoporosis.

La intervención más obvia contra la pérdida de masa muscular es el ejercicio en la forma de entrenamiento de resistencia e isométrico ambos son fundamentales en el entrenamiento de Tai Chi, puesto que trabaja el tren inferior y el abdomen de una forma, funcional e isométrica a la vez esto ayuda a las personas mayores a combatir la pérdida de masa muscular, en personas de más de 30 años, es una manera muy eficaz de re densificar la masa magra y tonificar las piernas. Sin embargo no hay que olvidar que, la ingesta nutricional adecuada y el equilibrio dietético y una ingesta de proteínas diarias también son elementos muy importantes para cualquier estrategia para preservar la masa y la fuerza muscular durante el envejecimiento.

La ingesta de proteínas juega un papel integral en la salud muscular. Los autores proponen una ingesta de 1,0-1,2 g / kg de peso corporal por día como óptimo para el músculo esquelético y la salud de los huesos en las personas de edad avanzada sin insuficiencia renal grave.

Esto, junto a la práctica diaria de Tai Chi, que consiste en una serie ejercicios de resistencia y fuerza isométrica, es lo que previene la falta de fuerza muscular. Está demostrado que un aumento muscular en el tren inferior, lleva también a un aumento muscular en el tren superior y abdomen, lo cual, sumado al esfuerzo que se realiza para aprender las secuencias de las rutinas de Tai Chi y el trabajo mental del aprendizaje motriz para dichos ejercicios hace que Tai Chi sea una herramienta muy eficaz para prevenir el envejecimiento del cuerpo y de la mente.

Tai Chi, en combinación con las rutinas de Chi Kung (rutinas de estiramiento y reeducación postural basados en la medicina tradicional china y en ejercicios de estiramientos dinámico de músculos), hace que mejore la calidad de vida de personas que practican dichas disciplinas.

Estudios recientes que se realizaron en la universidad Illinois demuestran que la práctica de estos ejercicios es fundamental para mejorar la conducta, puesto que crean un hábito de entrenamiento que ayuda a combatir nuestra intolerancia a la frustración.

Practica Tai Chi y Chi Kung en Madrid. Infórmate aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.